Archivo de la etiqueta: #kultorvet

Y llegó la Navidad…

Tres, dos, uno… Comienza el espectáculo más esperado del año. Señoras y señores, en Copenhague ya hemos empezado a celebrar la Navidad, y ¡cómo me gusta!. Aunque ya hace días que podemos ver balcones y casas decoradas con motivos navideños y muchas luces, ha sido este sábado 15 de noviembre cuando la ciudad ha dado la bienvenida a estas fiestas que, al menos en España, comienzan en Diciembre. Y no hablo de los centros comerciales o tiendas españolas en las que es cierto que desde Noviembre podemos encontrar productos de Navidad, entiéndase polvorones, mantecados, alfajores, árboles, adornos y similares. No, me refiero más bien al espíritu. A pesar de los años, de las ausencias, de la distancia… para mí la Navidad sigue teniendo su magia, y aquí no hay Ángeles pero sí  Duendes y Hadas, que lo hacen todo aún más mágico.

A las cuatro de la tarde del sábado, cuando ya había oscurecido (aunque no era noche cerrada) disfrutamos junto a unos amigos de nuestro primer encuentro con un Mercado de Navidad danés. El situado en Kultorvet es pequeño, pero se basta y se sobra para hacer pasar a sus visitantes una agradable tarde de invierno. Bueno, de otoño en este caso 😉

IMG_20141115_153222
Mercado de Navidad en Kultorvet.
IMG_20141115_161023
Un lugar donde encontrar complementos de abrigo para el invierno.

A nosotros nos ayudó a cumplir varios de los objetivos pendientes. El primero: por fin tengo chaquetón para afrontar el frío. Y es que en estos días ya se va notando que las temperaturas siguen descendiendo. Lo hacen progresivamente, casi para que no nos demos cuenta, pero no cuela… En fin, que ya tengo mi abrigo. Uno de los puestos del mercado era de chaquetones de invierno de outlet, de la marca Geographical Norway. Rebajado, mucho. Unos amigos lo tienen desde el año pasado y están bastante contentos así que es nuestra apuesta. Quizás para el mes de Febrero pueda dar alguna referencia más, pero de momento estoy muy contenta.

Tarde navideña con amigos en Copenhague.
Tarde navideña con amigos en Copenhague.

Y cumplida la tarea de la compra, disfrutamos de una bebida calentita en una de las tabernas o tascas o bares que montan en estos mercados. Álvaro optó por el Glogg, según sus propias palabras “versión nórdica mejorada del Gluhwein, delicioso”,  y yo me decanté por el chocolate caliente. Pero lo mejor fue probar los Æbleskiver, una especie de buñuelos rellenos de crema de manzana, que se sirven en caliente, espolvoreados con azúcar glas y acompañados con mermelada, a elección de cada uno.

Rico, rico, rico.
Rico, rico, rico.

Un mercado en el que también los pequeños tienen su espacio, porque no podemos olvidar dónde estamos. Un ‘Karrusel’ y un trenecito hacían las delicias de los niños, aunque no tanto de Vega. La pequeña vikinga quiso ser demasiado valiente y subirse sin compañía, pero a la segunda vuelta fue necesario parar el tren para que pudiera bajar. La pobre lloraba y lloraba porque la habíamos dejado sola, decía.

'Karrusel' navideño. La próxima vez habrá más suerte :)
‘Karrusel’ navideño. La próxima vez habrá más suerte 🙂

Pero no es el único mercado que pudimos visitar. Muy cerquita de Kultorvet, tomando la calle Købmagergade que está llena de tiendas, de luces, museos y puestos de almendras calentitas, llegamos a Højbro Plads.

IMG_20141115_160108
Detalle de la decoración de las calles en el centro de la ciudad.
IMG_20141115_160039
Corazones y estrellas que alegran cuando miramos al cielo.

En esta plaza hay otro ‘Christmas Market’, algo más grande, con algún puesto más variado de comida y otros dedicados a decoración navideña.

IMG_20141115_213757
Las luces con forma de estrella son típicas en esta época del año.
IMG_20141115_225641
A las puertas del mercado navideño de Højbro Plads.
IMG_20141115_175722
Pasear por estos mercados no se hace complicado a pesar de la cantidad de gente que allí encuentras.

IMG_20141115_214118

Incluso un puesto de churros!! Sí, sí, Spansk Specialitet, aunque de españoles tienen poco, nada que ver con los nuestros, con los de verdad. Yo, en Copenhague, me quedo con los Æbleskiver. Los churros los tomaremos en Diciembre, en la Plaza de las Flores 🙂

Pueden estar bien, pero no es lo mismo :)
Pueden estar bien, pero no es lo mismo 🙂

Con churros o sin ellos, lo cierto es que encontramos una gran variedad de productos y es que la oferta es amplia en estos mercados. La estampa es diferente de la que estamos acostumbrados a ver, y eso no lo hace ni mejor ni peor, pero sí especial, y siendo sinceros es muy pero que muy bonita, sólo falta la nieve para que parezca una postal. Y con mi abrigo nuevo no se nota el frío 🙂

Tras una tarde así, quién podría resistirse…ya hemos comenzado con la decoración en casa, donde no faltan las velas y nuestro Papá Noel nórdico. Ah! Y la tableta de Suchard, cortesía de la abuela, para poner la nota española a estas Fiestas 😉

Nuestro Papá Noel nórdico ya preside el salón.
Nuestro Papá Noel nórdico ya preside el salón.
¡¿Qué son unas Navidades sin él?!
¡¿Qué son unas Navidades sin él?!

Ahora sólo queda esperar a que el Tívoli vuelva a abrir sus puertas con el mercado de Navidad más espectacular de Copenhague. ¡¡¡Qué ganas!!!

Un abrazo a todos.

Anuncios