God Jul :-)

No mentían quienes nos aseguraban que la Navidad en Copenhague merece la pena, y mucho. La magia no ha dejado de acompañarnos desde hace un mes, cuando ya pudimos disfrutar de los primeros mercados navideños y decoraciones a base de luces, estrellas y corazones. ¡Ah!, y Julemanden por todos lados (entiéndase, Papá Noel o Santa Claus). Este año nos preparamos para despedirnos de estas fechas en Dinamarca y seguir festejando en España con la familia, así que será en otra ocasión cuando profundicemos más en las mismas. Aunque, ¿quién podría quejarse?. Por fortuna, hemos podido sacar el jugo a cada experiencia.

Colocar el árbol de Navidad fue nuestro primer cometido. Si hasta ahora solíamos hacerlo en el Puente de la Inmaculada, en España, en esta ocasión era mediados de Noviembre cuando ya contábamos con el mismo. El reto estuvo en encontrar uno artificial con el objetivo de que nos durase varios años, cuantos más mejor. Tras encontrarlo (demasiado grande y nada barato), comenzaron a instalar en las calles los mercados de árboles de Navidad naturales. Todos ellos preciosos, de distintos tamaños, precios, procedencia y variedades (de pino y abeto). Al parecer, existen granjas de árboles de este tipo, donde son cultivados específicamente para su uso en estas fechas y una vez que terminan las mismas son reciclados. Tal vez otro año, cuando hayamos amortizado el artificial, nos decantemos por esta opción. De una u otra manera, con el elemento fundamental en casa ya podíamos comenzar con la decoración. Los cachivaches habían venido con nosotros en la mudanza así que pasamos toda una tarde de domingo sumergidos en ese ambiente festivo, con sus correspondientes villancicos de fondo 🙂 Una tarea que, entre todos, fue mucho más divertida.

IMG_20141127_091118
Preparados para montar el árbol
IMG_20141124_132138
Con su ayuda siempre es mejor
IMG_20141124_132020
Su toque final que no falte, nunca 🙂

Pero no sólo el árbol se ha hecho un hueco en nuestro salón. Estamos en Dinamarca y, como manda la tradición, también nosotros tenemos a nuestro particular Julemanden acompañado por velas y luces.

Y para completar la estampa, en la puerta de casa nos han colocado una pista de patinaje sobre hielo que además es gratuita. Tan sólo hace falta tener el calzado y lanzarse a ella. Para los más pequeños puedes conseguir los patines gratis en el quiosco que la Kommune del barrio tiene instalado en el parque. En él, hay de todo para el disfrute de los más niños, desde bicis y triciclos hasta juegos de mesa, libros o ayuda personal para hacer los deberes.

IMG_20141206_183441
Pista de hielo para todos
IMG_20141206_123811
Porque en invierno también hay diversión

Pero ni la pista, ni los patines, ni siquiera el columpio consiguen llamar la atención de la pequeña Vega si frente a ello encuentra un buen montón de nieve.  Está deseando que caiga una buena nevada para poder hacer su primer muñeco, así que a ver si en Enero hay suerte.

IMG_20141206_124745
Nieve o hielo, ¿qué más da? 😉

Sacarla del juego de bolas de nieve (casi hielo) resulta pues complicado, incluso sabiendo que el motivo es una visita a Tivoli para disfrutarlo con la decoración y ambiente navideño. Con esfuerzo y algún que otro truco fuimos capaces de alcanzar el destino deseado una fría mañana de Diciembre. Todos juntos en la Nihola (había pocas ganas de pedalear, qué se le va a hacer 🙂

IMG_20141207_172320
Donde caben dos…caben tres

Precioso. Atravesar la puerta principal y creer estar en un cuento de Navidad, así es Tivoli por estas fechas. Puestos decorados con exquisito gusto, tiendas de regalos o comidas típicas, restaurantes, atracciones, juegos para niños, lagos de ensueño, trineos en los que poder descansar y comer algo, árboles de Navidad por doquier … La experiencia mereció la pena.

IMG_20141207_172625
Tivoli también en Navidad, cómo no 🙂
IMG_20141207_231737
Atardeceres con magia
IMG_20141207_231006
La nieve, también la artificial, le apasiona

Pero… y es que siempre lo hay…el barullo de gente era desmesurado, al menos para mí que me agobio fácilmente. No sé si denominarlo defecto pero al menos sí es un inconveniente en determinadas ocasiones (como ésta o cuando en España tocaba hacer la compra en fin de semana, sobre todo en determinado centro comercial cuyo nombre me reservo), y creo que a Vega también le ocurre, así que habrá que elegir con más cuidado el día la próxima vez que nos vayamos a visitar un lugar de estas características.

IMG_20141207_172831 IMG_20141207_231157 IMG_20141207_231323

Sea como fuere, el resultado del trabajo que realizan en este Parque es impresionante, bien merece la pena una visita, o más de una porque la decoración -como creo haber dicho ya en algún post anterior- va cambiando según la fecha del año y pasear por sus jardines también tiene su encanto.

IMG_20141207_172911
La decoración navideña también incluía el suelo
IMG_20141207_173146
Los establecimientos de comida tampoco perdían detalle
IMG_20141207_173052
Rincones con encanto
IMG_20141207_173414
El buen gusto para decorar…

Y para completar las aventuras navideñas, cómo no resaltar la cena de Navidad que la International Mobility Staff de la KU organiza cada año para que los investigadores extranjeros de la Universidad tengan un acercamiento a la Navidad danesa y sus tradiciones, y para que se sientan como en casa. Sin lugar a dudas lo consiguen.

IMG_20141205_172606
Detalle del interior del Hovedbygningen
IMG_20141205_172410
Las paredes del Hovedbygningen están llenas de arte

Este año hemos podido ser partícipes de este evento y logran su objetivo. El sentir que se preocupan por ti e intentan hacerte sentir parte de su cultura y de sus vidas es algo de agradecer, y mucho.  Y cómo no, Julemanden no faltó a la cita con los más pequeños de la sala. Ilusión y regalos para todos.

IMG_20141205_173349
Muy atentos a la actuación musical
IMG_20141205_173604
Julemanden llegaba con regalos para todos
IMG_20141205_173445
Vega y su regalo de Navidad

Aún nos queda mucho por disfrutar y conocer de las Navidades danesas pero, como en todo, poco a poco. Ha sido un buen abrir de boca. El año que viene… más y mejor 😉

Hasta la próxima!!!

Anuncios